En las hondonadas poco frías y los bancales de piedra seca soleadas crecen majestuosos los almendros y los olivos, herencia de nuestros antepasados que con constancia y dedicación construyeron piedra a piedra los bancales y las cabañas, generaciones de esforzados agricultores que lucharon contra muchas adversidades, heladas y sequías y forman parte de nuestra historia.

En 1957 varios campesinos, cansados de llevar sus frutos a los comerciantes y recibir un bajo precio, decidieron formar la cooperativa. Fueron alquilar un pequeño local que había sido un antiguo molino antes de la guerra. Eran tiempos muy difíciles y con mucho trabajo y esfuerzo compraron un terreno y construir una primera nave. Desde entonces hemos ido ampliando y modernizando las instalaciones y la maquinaria. En la actualidad integramos la cooperativa unos 160 socios y producimos aceite y vino.

Con uvas estamos dentro de la D.O. Costers del Segre y la D.O. del Cava. Con sus variedades Macabeo y Parellada elaboramos renombrados cavas.